fbpx
3 fases de la Rehabilitación de un ictus

LAS 3 FASES DE LA REHABILITACIÓN DE UN ICTUS

Índice de Contenido

Es importante conocer cual es el mejor momento tras sufrir un ictus para iniciar la rehabilitación, ya que la plasticidad del cerebro será más activa durante los primeros meses.

¿Qué pasa cuando sufres un ictus? 

Cuando sufres un ictus tu vida cambia por completo. Te das cuenta que cosas que hacías tan cotidianas como quedar con los amigos, la familia, ir al gimnasio o cocinar tu plato favorito ya no son posibles. Ves que tu vida da un giro de 360º y lo que normalmente hacías como tus hobbies o tus rutinas, cambian por completo debido a las secuelas del ictus.

Pero no, esa nueva situación no tiene que ser el final de nada. Gracias a la rehabilitación del ictus y los respectivos tratamientos podemos recuperar muchas de las capacidades que el ictus ha dejado afectadas. El objetivo principal de la rehabilitación, es ayudar a la persona a intentar recuperar su vida y adaptarse a la nueva situación. Y digo adaptarse, porque en ocasiones, dependiendo de la gravedad del ataque cerebrovascular, no será posible recuperar completamente las capacidades previas.

Uno de los factores o claves más importantes en la rehabilitación, es que debemos contar con una rehabilitación precoz tras sufrir el ictus, ya que la capacidad de recuperación es mayor en los primeros seis meses al año desde que se produce el ictus. Y esto tiene que ver con la plasticidad neuronal que tiene nuestro cerebro.

Los seis primeros meses son cruciales para experimentar la mayor parte de la recuperación. A partir del año la recuperación sigue siendo posible, pero será más lenta y en ocasiones no todas las personas se recuperan del completamente, pudiendo quedar con secuelas. 

Estudios realizados en Canadá demuestran que una vez sufrido el ictus, en los primeros 70 días, es cuando es más recomendable iniciar la rehabilitación. Es en esos momentos cuando nos encontramos en la mejor etapa de recuperación de la persona, debido, cómo hemos introducido antes, a la neuroplasticidad del cerebro.

¿Qué es la Neuroplasticidad?

Es la capacidad que tienen las neuronas de modificar y cambiar su morfología y su actividad a través de su uso y cambios en el ambiente. 

Y ¿qué quiere decir eso tan técnico de la capacidad que tienen las neuronas de modificarse?

Es sencillo, gracias a esos cambios, esas nuevas conexiones sinápticas que sufre la neurona puede volver a activar el movimiento de músculos que antes no podía, recuperar parte la sensibilidad que se había perdido, etc. Es decir, la persona afectada puede volver a moverse cada vez de manera más funcional.

Tras la lesión del ictus esa plasticidad es mucho mayor. Por eso al principio del tratamiento la rehabilitación debe ser intensiva para aprovechar esa capacidad del cerebro de re-aprender. Pero siempre teniendo en cuenta el estado y ritmo de la persona. El descanso y el sueño, son imprescindibles en el proceso de consolidación de los cambios en las neuronas.

¿Qué beneficios puede aportar la Rehabilitación del Ictus?

Conseguir la máxima capacidad funcional de la persona, recuperando y restaurando las capacidades afectadas y así obtener un buen nivel de autonomía en las actividades de la vida diaria. 

Durante la rehabilitación deberíamos contar con un equipo de profesionales especializados en la materia, cómo pueden ser: 

  • Médico Rehabilitador o Neurólogo
  • Terapeuta Ocupacional
  • Fisioterapeuta
  • Logopeda
  • Psicólogo/a
  • Trabajador Social

A parte de este equipo de profesionales, hay otro equipo que juega un papel casi igual de importante en el proceso, que son la familia y círculo más cercano. Son las personas que más conocen al paciente, las que más podrán ayudar y estarán presentes en su día a día, algo que los terapeutas tienen más complicado al no formar parte de su círculo íntimo diario.

Si estás buscando una Terapeuta Ocupacional, tal vez pueda ayudarte....

La duración de la rehabilitación irá determinada según la gravedad del ictus y la recuperación neurológica en cada caso. A continuación hablaré de las diferentes fases que tiene la rehabilitación y de la función que tenemos las Terapeutas Ocupacionales en cada una de ellas. 

Las 3 fases de la rehabilitación de un ictus

La Fase aguda

Esta fase es la primera etapa en la que se encuentra la persona, tras sufrir el ictus, es la más reciente, es cuando nos encontramos a la persona en la cama del hospital tras ser estabilizada

Aquí nuestro trabajo como terapeutas ocupacionales será la de trabajar los cuidados posturales, asesorando al paciente, a la familia y al personal auxiliar. Estimularemos la propiocepción y la sensibilidad, importantes para que su cuerpo pueda orientarse en el ambiente, obtener un esquema corporal y mejorar su tono muscular.

Realizaremos movilizaciones pasivas y activo-pasivas (enseñando al paciente mediante su lado sano) hasta que vaya habiendo respuesta muscular.

Esta etapa es muy importante porque las neuronas están en pleno auge de aprendizaje y hay que aprovechar para tratar a la persona en ese momento de máxima neuroplasticidad. 

El inicio de la sedestación (sentarse) debería iniciarse 48-72 horas tras sufrir el AVC (accidente cerebro vascular). Una vez la persona pueda sedestar en cama y mantener algo esa posición, iniciaremos la rehabilitación en el gimnasio del hospital. A partir de ese momento entramos en la fase sub-aguda. 

La Fase Sub-aguda

En esta fase el paciente continúa su rehabilitación ya fuera de la habitación del hospital, normalmente en la sala de Terapia Ocupacional y Fisioterapia. Por los mismos motivos de la plasticidad que hemos visto en la fase aguda, se realiza una rehabilitación intensiva, es decir todos los días acudirá a trabajar su afectaciones. 

Durante este proceso el terapeuta ocupacional se encargará de trabajar las Actividades de la Vida Diaria (AVDs) y todas aquellas actividades que sean importantes para la persona. El objetivo será que el paciente vuelva a ser lo más autónomo posible en cada una de ellas y así estar preparado para su regreso al domicilio.

Utilizamos diversas terapias y técnicas con el objetivo de recuperar todas las capacidades y habilidades que tenía la persona antes de sufrir el ictus. 

Una vez el equipo interdisciplinar valora su vuelta al domicilio, termina  la rehabilitación hospitalaria, y es cuando se prescribe seguir su rehabilitación en modalidad domiciliaria (Fase Final). Ahí es donde entro yo cómo terapeuta ocupacional especializada en neurorehabilitación.

Si estás buscando una Terapeuta Ocupacional, tal vez pueda ayudarte....

Fase Final

¿Qué pasa cuando se da de alta al paciente? 

Actualmente desgraciadamente son pocos los recursos sanitarios que hay en la sanidad pública, por ello sólo en algunos casos cuando se les da de alta, se les asignan un tiempo de rehabilitación ambulatoria. E incluso en esos casos, cuando termina esa rehabilitación es imperativo seguir con el proceso rehabilitador, ya que suelen quedar muchos aspectos potencialmente mejorables que de no ser atendidos. Si se deja pasar demasiado tiempo será mucho más complicado que puedan ser recuperados.

La única alternativa que queda es recurrir a la atención privada domiciliaria, y ahí es donde entramos los profesionales como yo, con la terapia ocupacional en este caso.

Mi trabajo es seguir rehabilitando y recuperando a la persona hasta conseguir su máxima autonomía. Mi experiencia en domicilios, me ha ayudado a ver muchos casos de ictus y afectaciones neurológicas, y he podido observar que la mayoría de familias se sienten perdidas, no saben qué hacer ni a dónde acudir. Además he podido observar que el paciente, tras la rehabilitación ambulatoria, sigue presentando afectaciones y teniendo dificultades en su día a día a causa del poco tiempo de rehabilitación que el hospital y el ambulatorio le pudo ofrecer. 

Es muy importante tener una atención precoz cuando se sufre el ictus, sí, pero tras esa rápida reacción del sistema sanitario, es igual de importante luego continuar con ese proceso rehabilitador y no dejarlo una vez se sale del hospital si el objetivo es conseguir nuevamente tu máxima autonomía.

Mi consejo como Terapeuta Ocupacional con cierta experiencia en estas patologías es: NO RENDIRSE, ya que es un camino lento y largo, pero que siendo persistentes siempre da sus frutos. 

Así que si tienes dudas o no sabes qué hacer, contacta conmigo y te asesoraré encantada sobre tu caso. También te invito a dejar un comentario si quieres compartir cómo has vivido tu las etapas rehabilitadoras del ictus, ya sea por propia experiencia o de algún familiar.

Si estás buscando una Terapeuta Ocupacional, tal vez pueda ayudarte....

¿Te ha gustado el artículo? Ayúdame a difundirlo 🙏

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

También te podría interesar…

¿Quieres estar a la última en Terapia Ocupacional en el ámbito de la NeuroRehabilitación?

Acompáñame en mi Newsletter para terapeutas y pacientes, donde os hablaré sobre Terapia Ocupacional en el ámbito de la Neurorehabilitación todos los meses.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

GUÍA PRÁCTICA DE INTERVENCIÓN EN CASOS DE ICTUS

GRATIS